Normas

Imprimir

 

Horas de silencio

De 24h a 8h es el horario de silencio que establece el Camping. Dentro de esas horas se debe respetar el silencio al máximo. Está prohibido encender aparatos de Tv., radio o música, y si hay reuniones de personas deberá hablarse al mínimo volumen de voz, y siempre y cuando no se moleste a los demás.Fuera del horario de silencio el uso de aparatos de sonido debe hacerse al mínimo volumen audible, y como norma general no pueden realizarse actividades que sean molestas para los demás.

Entrada de vehículos

Para respetar las horas de silencio, entre las 24h y las 8h no se podrá entrar, salir o circular con vehículos de motor. El Camping dispone de un aparcamiento a la entrada donde puede aparcar, bien si llega más tarde de las 24h, o bien si desea salir antes de las 8h. Ahora bien, el hecho de aparcar en este, por respetar el horario de silencio, no exime del pago de su tarifa correspondiente.

Aparcamiento y circulación de vehículos

Debido a la forma peculiar del terreno de acampada y la dificultad de compaginar las plazas con los aparcamientos, el lugar para aparcar el coche no esta determinado. Existen zonas de acampada y distintos aparcamientos, incluido el de la entrada, pudiendo ser que tenga que dejar el coche en algún aparcamiento lejano a la plaza .Esta también prohibido aparcar los coches en las plazas de acampada y en los lugares no destinados para ello. El límite de velocidad para circular por el Camping es de 10km/h y está prohibido circular en bicicleta para personas menores de 16 años.

Instalación de unidades de acampada

Los clientes sólo podrán instalarse en los lugares que les sean indicados por el personal de la Recepción. El cliente ocupará la plaza en el momento de ser acomodado, y en el momento en que la desocupe se entiende que esta queda libre. Cualquier cambio de ubicación debe ser previamente autorizado por Recepción.

Animales de compañía

La estancia con animales de compañía debe consultarse en Recepción. En general está admitida, siempre y cuando no sea molestia o peligro para el resto de las personas. Esto implica que, en todo momento, deben estar atados, vigilados y controlados por sus dueños. También es obligación del propietario llevarse consigo al animal en sus desplazamientos, no pudiendo, en ningún momento, quedar éste sólo en el Camping.Los animales no deben defecar en el Camping. Si lo hicieran, el propietario debe recogerlo en una bolsa y depositarlo en los contenedores. Está prohibido depositar esta bolsa dentro de los edificios.En cualquier caso, y aún cumpliendo estas normas, si a juicio de Recepción se viera que la estancia con animales de compañía implica algún determinado problema, el cliente deberá abandonar el Camping.

Las tarifas del Camping no incluyen la custodia de ningún elemento que traiga el cliente, por lo tanto la empresa no se responsabiliza de los robos o sustracciones de cualquier clase que pueda padecer el cliente, así como de los daño  que puedan producirse por incendio, inclemencias del tiempo o sean causados por otras personas.